DESCRIPCION

Las políticas y servicios que el sistema sanitario ha desarrollado para permitir que las personas eviten voluntariamente los embarazos no deseados han contribuido a elevar el nivel de salud de la población y son altamente valorados por las personas.
La entrada en vigencia desde enero del año 2010 de la Ley 20.418 que “Fija normas sobre Información, orientación y prestaciones en materia de regulación de la fertilidad”, asegura la provisión de métodos anticonceptivos y de anticoncepción de emergencia a toda la población, y refiere, que toda persona tiene derecho a recibir educación, información y orientación en materia de regulación de la fertilidad en forma clara, comprensible, completa y confidencial, que de acuerdo a sus creencias y/o formación, le permita